Demencia senil

La pérdida de memoria en personas de tercera edad es una de las patologías más comunes. Desde Ciudad Jardín, residencia para mayores queremos hablaros sobre la demencia senil en ancianos y cómo tratarla.

¿Qué es la Demencia Senil?

La demencia senil es un deterioro cognitivo causado por una enfermedad. Suele ocurrir en edad avanzada, a partir de los 65 años. Hay que destacar que no es una enfermedad, si no una consecuencia de ella. El Parkinson o el Alzheimer son las principales causantes de este deterioro cognitivo, representado esta última más del 80% de los casos.

Demencia Senil

Fases de la Demencia Senil

El avance de la demencia senil puede clasificarse en un proceso de tres fases:

Fase 1: Demencia Senil Leve

El deterioro cognitivo en esta fase es leve. La persona puede funcionar de manera independiente pero tienen dificultad para retener información a corto plazo como con quién habló esta mañana o dónde ha colocado un objeto. Además, no es capaz de tomar decisiones lógicas en su día a día.

Fase 2: Demencia Senil Moderada

Fase en la que los familiares empiezan a notar síntomas. La desorientación en espacios familiares, dificultad a la hora de comunicarse y el sentimiento de frustración por no poder realizar cosas que antes hacia de manera habitual son síntomas de esta etapa. Es recomendable acudir al médico cuando se llega a esta etapa.

Fase 3: Demencia Senil Avanzado

Última etapa de la demencia senil. El deterioro cognitivo es muy avanzado. La persona se vuelve totalmente dependiente. No suele reconocer ni a los familiares ni a él mismo. La capacidad de comunicarse está totalmente perdida.

 

Terapias para la Demencia Senil para ancianos

Aunque la demencia senil tenga carácter degenerativo e irreversible, existen cuidados paliativos que contribuyen a ralentizarlo y mantener las capacidades del paciente el máximo de tiempo posible.

Además consumir alimentos saludables y practicar ejercicio de forma rutinaria mantienen el bienestar del organismo.

Talleres de estimulación cognitiva

En ellos se trabaja la memoria, el cálculo, la atención o el lenguaje mediante puzles, juegos de mesa o crucigramas. Se busca la ralentización de la pérdida de memoria y la estimulación cognitiva.

Musicoterapia

Excelente para la creatividad y las emociones. Además, pueden encontrar en la música su medio para comunicarse cuando los ancianos sufren dificultad para poder hacerlo. Incrementa el autoestima evocando recuerdos y sensaciones positivas.

Demencia Senil en ancianos

Fisioterapia y ejercicio terapéutico

El ejercicio físico, por lo general, es bueno para la salud de todos. Además en personas que sufren demencia senil les ayuda a conciliar el sueño, mejorar el estado de ánimo y su movilidad. Es muy útil en las fases más avanzadas y en Ciudad Jardín, residencia de mayores contamos con servicio de fisioterapia neurológicas para este tipo de patología.

Terapia ocupacional

Las personas con avanzada edad que sufren este deterioro cognitivo sufren cambios en su estado de humor. La terapia ocupacional busca el apoyo diario a estas personas fomentando su bienestar emocional y haciéndolo el dia a dia más llevadero. En Ciudad Jardín, nuestro equipo de terapeutas ocupacionales llevan a cabo programas de terapias cognitivas y funcionales que hacen que estimulen sus capacidades.

Demencia Senil en ancianos

En nuestro centro Ciudad Jardín, residencia de mayores el bienestar físico y emocional de nuestros mayores es muy importante. Por ello, ofrecemos diversas terapias que ayudan a estas personas que sufren degeneraciones cognitiva. Si quieres más información, pregúntanos sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario