artrosis de rodilla

Hoy en Centro de mayores Ciudad Jardín, la residencia para el cuidado de tus mayores, venimos a hablaros de un problema que se da con mucha frecuencia en ancianos como es la artrosis de rodilla.

¿Qué es la artrosis de rodilla?

La artrosis de rodilla, también conocida como desgaste de rodilla, es una enfermedad crónica y dolorosa que afecta a las articulaciones de las rodillas. Su avance es lento aunque, como decimos, es irreversible debido a que es causada por el desgaste del cartílago articular de la rodilla.

El desgaste de cartílago de rodilla es una condición en la cual el cartílago que amortigua las articulaciones de la rodilla se desgasta con el tiempo. Esto puede causar dolor, inflamación y dificultad para mover la rodilla. La artrosis o desgaste de rodilla es más común en personas mayores y en aquellas que tienen un historial familiar de la condición o que han sufrido lesiones previas en la rodilla en el pasado. El tratamiento puede incluir ejercicios de fortalecimiento, medicamentos para controlar el dolor y, en casos graves, cirugía para reemplazar la rodilla.

Normalmente se da en personas mayores conforme se produce el avance de la edad, aunque se puede padecer a cualquier edad y es más frecuenta su aparición en mujeres.

Además de la rodilla, esta enfermedad puede afectar a cualquier articulación, aunque las más frecuentes son las manos, caderas y la columna vertebral.

dolor de la artrosis de rodilla

¿Cuáles son las principales causas de la artrosis de rodilla?

Aunque no se conocen exactamente las causas, los principales factores de riesgo que producen el desgaste en la rodilla son:

  • El sobrepeso, que hace que la persona cargue más sobre sus rodillas, provocando el desgaste del cartílago de la rodilla.
  • Traumatismos sufridos durante la práctica de actividades deportivas o recreativas.
  • Sobrecarga en las rodillas por trabajo físico duro.
  • Factores genéticos, el desgaste de rodilla también puede ser producido por genética.
  • Trastornos en el metabolismo.
  • El avance de la edad favorece la aparición de esta enfermedad.

Tratamiento de la artrosis: ¿Cómo aliviar la artrosis de rodilla?

Aunque como decimos es una enfermedad irreversible, existen algunos métodos para tratar de evitar el dolor y mejorar la movilidad y funcionalidad. Estas formas son las siguientes:

Mantener peso corporal ideal

Como ya hemos comentado, la obesidad es una de las principales causas de la enfermedad, y una de las cuales hace que esta enfermedad progrese de forma más acelerada. Mientras mayor sea nuestro propio peso, mayor será el peso que tendrán que soportar nuestras rodillas, desgastándolas aún más.

Frío y Calor

En general, el uso de frío y calor es beneficioso en la artrosis. Colocar una bolsa de hielo o una manta eléctrica en la rodilla reducen la inflamación y el dolor.

Medicación

Se dispone de muchos tipos de medicamentos que pueden ser beneficiosos en el transcurso de esta enfermedad. Tanto analgésicos, como antiinflamatorios, geles, infiltraciones pueden tratar de evitar su progresión.

El ácido hialurónico es una sustancia natural que se encuentra en el cuerpo humano y actúa como un lubricante y amortiguador en las articulaciones. En el caso de la artrosis de rodilla, el ácido hialurónico se puede inyectar directamente en la articulación para ayudar a reducir el dolor y la inflamación. También puede ayudar a mejorar la movilidad y la función de la rodilla.

Es importante tener en cuenta que el ácido hialurónico no es una cura para la artrosis de rodilla, sino un tratamiento temporal. Es importante que se consulte a un médico o especialista para determinar si el tratamiento con ácido hialurónico es adecuado para su caso y si tiene algún tipo de contraindicación.

artrosis de rodilla en personas mayores

Ejercicio de fortalecimiento

El ejercicio es beneficioso, ya que protegerá nuestra articulación y aumentará la fuerza de nuestros músculos. Es recomendable caminar, montar en bicicleta y practicar la natación, evitando los deportes de contacto o que produzcan una sobrecarga física de nuestras rodillas.

Dispositivos ortopédicos  y calzado de suela gruesa

Usar dispositivos ortopédicos como un soporte de rodilla o una rodillera pueden ayudar a reducir el estrés en la articulación y aliviar el dolor. También es recomendable usar un calzado de suela gruesa para disminuir el impacto al caminar.

Balnearios

Los balnearios pueden aliviar el dolor de la artrosis de rodillas. Sus aguas mineromedicinales consiguen mejorar el dolor y relajar la musculatura.

Es importante que se consulte a un médico o especialista para determinar el tratamiento adecuado para su caso.

En Centros Ciudad Jardín, especialistas en el cuidado de mayores, nos encargamos de atender a tus mayores de la mejor forma para garantizarles una mejor calidad de vida. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.