Hoy en Ciudad Jardín, especialistas en el cuidadado de mayores hablamos sobre la insuficiencia renal en ancianos o el funcionamiento anormal de los riñones.

¿Qué es la insuficiencia renal?

La insuficiencia renal o fallo renal se produce cuando los riñones, situados en el sistema urinario, no son capaces de filtrar adecuadamente las toxinas y otras sustancias de desecho de la sangre

insuficiencia renal en ancianos

Causas de la insuficiencias renal en ancianos

Existen varias causas que hacen que se de fallo en los riñones en las personas de edad avanzada:

La diabetes es la causa más común de la disminución de la función renal en personas mayores. Otras enfermedad como las genéticas, presión arterial alta o problemas en las vías urinaria favorecen la aparición de esta enfermad.

Cualquier enfermedad o trastorno que provoca el flujo anormal de la circulación a lo riñones, puede provocar fallo en el funcionamiento de los mismos.

Además, en mujeres las infecciones en el aparato urinario son tan comunes que si no se tratan, pueden llegar a expandirse y provocar la obstrucción de los conductos del aparato excretor.

Síntomas de la insuficiencia renal en ancianos

Los síntomas de la insuficiencia renal o el funcionamiento anormal de los riñones se van notando lentamente e incluso a veces no se sienten, se detectan con pruebas de laboratorio. Aquí os dejamos varios síntomas que aparecen cuando tus riñones empiezan a fallar:

  • Fatiga
  • Calambres musculares
  • Náuseas o vómitos
  • No sentir hambre durante todo el día
  • Hinchazón de los pies y tobillos
  • Ganas de orinar constantemente o no hacerlo lo suficiente
  • Retención de líquidos
  • Dificultad para respirar con normalidad
  • Problemas para conciliar el sueño

insuficiencia renal en ancianos

Tratamiento de la insuficiencia renal

Existen tratamiento para la insuficiencia. Diagnosticarla a tiempo y llevar un tratamiento médico adecuado, puede llegar a solucionar el mal funcionamiento de los riñones.

Las personas que padecen esta enfermedad, deberían limitar la cantidad de líquido tomada todos los días y ciertos nutrientes. Cambiar hábitos alimenticios puede mejorar notablemente la situación del anciano como por ejemplo:

  • Cambiar la ingesta de sal en las comidas por especias o jugo de limón.
  • Priorizar el consumo de verduras frescas y congeladas en vez de envasadas.
  • Evitar las carnes procesadas como tocino, salchichas, etc.
  • Cambiar las galletas, aperitivos salados o alimentos ultraprocesados por frutas y verduras frescas.
  • Evitar alimentos en escabeche como aceitunas y pepinillos.
  • Consumir lácteos y pescado azul para aumentar la ingesta de calcio y vitamina D y así, fortalecer los huesos. En personas de avanza edad, los huesos tienden a quebrarse con facilidad.

Si la enfermedad está muy avanzada, el tratamiento de diálisis o transplante renal es la solución. La mayoría de las personas en diálisis necesitan limitar el potasio, causa calambres en los musculos y ataques en el corazón.

En Centros Ciudad Jardín, especialistas en el cuidado de mayores, nos encargamos de atender a tus mayores de la mejor forma. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario