ancianos en una residencia de mayores conversando

¡Hola a todos! Hoy en Ciudad Jardín, residencias de mayores en Cáceres, queremos desmentir los principales mitos que se han difundido a lo largo del tiempo sobre las residencias de mayores.

Según el INE, la esperanza de vida al nacimiento en hombres y mujeres ha aumentado significativamente en las últimas décadas. En España entre 1999 y 2019, la de los hombres ha pasado de 75,4 a 80,9 años y la de las mujeres de 82,3 a 86,2 años. Esto significa que cada vez hay más personas mayores

Mitos en residencias de mayores

– Los mayores son abandonados por sus familias

Muchas familias se sienten culpables por llevar a sus seres queridos a este tipo de residencias de mayores, por culpa del estigma que se ha creado sobre el abandono de mayores en las residencias.

Llevar a tu padre o madre a una residencia de ancianos no significa que hayas dejado de preocuparte por él, sino todo lo contrario. Prefieres que esté en un lugar en el que va a recibir la atención necesaria y que se merece, ya que tu no dispones del tiempo suficiente.

Muchos ancianos se sienten solos cuando están en casa porque no tienen la compañia suficiente para ellos. Por eso, las residencias son el lugar perfecto para aquellos que no puedan ser atendidos de forma adecuada a sus familiares.

Por tanto, ninguno de nuestros residentes es «abandonado» como se dice, ya que la familia puede visitar la residencia siempre que quiera.

– Los ancianos son maltratados

En Ciudad Jardín trabajamos con un equipo formado por profesionales y que están cualificados, para cuidar de todos nuestros residentes de la mejor manera. Nos entregamos al 100% para atender a nuestros residentes, dándoles cariño y compañía.

Ofrecemos servicios de fisioterapia, psicología, terapia ocupacional y trabajo social, para fomentar tanto su salud física como mental.

– La residencia es una estancia permanente

Hay veces que los ancianos son llevados a las residencias de mayores solo por un período de tiempo limitado. Los motivos puedes ser que el residente necesite un cuidado especial durante un tiempo determinado por haber pasado por alguna operación, por ejemplo.

También es posible que las familias tengan una época en la que no puedan cuidar a sus seres queridos y los llevan a residencias unos meses. Lo que quiere decir que hay total libertad para decidir si se quiere que la estancia sea corta o larga.

Cuidadora de una residencia de mayores con una anciana

Esperamos que os haya gustado este artículo. Si quieres contactar con nosotros, no dudes en hacerlo. ¡Feliz día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.